TODO SOBRE LOS SISTEMAS ALTERNATIVOS DE PREVISION SOCIAL Y AHORRO – 1

0
439

LA SEGURIDAD SOCIAL Y SU FONDO DE RESERVA

En el año 2000, se creó el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y hasta el año 2011 fue creciendo y llego a acumular un total de 66.815 millones, al cierre de 2016 y tras 5 años de disposiciones continuadas por acuerdo del Consejo de Ministros, la cantidad se ha reducido hasta los 15.020 millones.

En el ranking de los Fondos de Pensiones de todo el Mundo, según Willis Towards Watson, España ha caído hasta el puesto 256 de un total de 300 analizados, pronosticando su extinción para el año 2018.

La financiación de las pensiones a partir del momento en que se agote dicho fondo, deberá estar a cargo de otras partidas de los presupuestos generales del estado o por el contrario las reformas del sistema son inevitables.

Según las estimaciones oficiales de la Comisión Europea, recogidas en su informe The 2015 Ageing Report, las personas que se jubilen en el año 2030 (es decir a la vuelta de la esquina) tendrán una tasa de reemplazo (diferencia entre el último salario y la primera pensión) del 60%, es decir un 20% menos respecto a los pensionistas de hoy.

POR DONDE EMPEZAR

Muchas son las cuestiones a evaluar y tener muy en cuenta antes de contratar un sistema alternativo de ahorro privado, cuando empezar, que producto me conviene más, que comisiones tiene ese producto, seguridad de mis ahorros, cual es la fiscalidad, y cuando lo cobre como hacerlo en forma de renta vitalicia o en forma de capital, que rentabilidad busco, cual es mi perfil de inversión, cual es mi horizonte temporal de necesidad, como es mi unidad familiar y que responsabilidad tengo sobre él, así un largo etcétera que debe evaluarse y analizarse previamente.

No te dejes llevar por los “regalos” que ofrecen las entidades para tomar tus decisiones, ya que un buen análisis del perfil y del producto, junto a una estudiada planificación van a satisfacer mucho más tus bolsillos que el famoso 3% ó la TV pantalla plana.

LOS PRODUCTOS

Los diferentes sistemas alternativos de Previsión Social son una herramienta poco conocida según datos del Banco de España publicados el 24 de enero de 2017 en su encuesta Financiera a las Familias, solamente el 26% de los hogares poseen un plan de pensiones privado siendo que el valor medio del capital acumulado es de tan solo 10.000 €.

Los planes de pensiones privados no son la solución sustituta a las pensiones públicas pero si pueden ser un buen complemento para mantener el poder adquisitivo una vez llegue nuestra jubilación.

Una atractiva fiscalidad, flexibilidad en el momento de realizar aportaciones, un abanico de posibilidades donde combinar rentabilidad y riesgo otorgan a estos sistemas de ahorro un valor añadido para las rentas medias y altas.

Otras alternativas de ahorro, pueden ser los PIAS, también con algunas ventajas fiscales de exención de tributación de la rentabilidad. Este producto es más flexible que los planes de pensiones, por tener disponibilidad en cualquier momento y pueden ser una opción para rentas medias.

El SIALP o CIALP, es otro producto que está pensado principalmente para un tipo de ahorrador conservador y que busque un periodo de ahorro más corto (5 años) que deberá mantener la inversión. También dispone de ventajas fiscales y tiene un límite de inversión de 5.000 euros anuales.

Algunas Claves

Antes de colocar tu dinero en productos que no entiendes, solicita información a un asesor financiero y no inviertas nunca en aquello que no comprendes. Debes conocer perfectamente, La rentabilidad (TAE), el riesgo, los plazos para rescatar la inversión, y las comisiones. Diversifica y nunca inviertas todo tu dinero, ya que puedes necesitarlo. Por último, en próximos artículos, desgranaremos todos los productos aquí mencionados.