¿Hay diferencia entre hombres y mujeres en las compras online?

0
302

En España, el comercio electrónico se ha posicionado como uno de los mercados más influyentes para los usuarios, sobre todo para el sector femenino, teniendo en cuenta que el 77% de las mujeres hace sus compras online, según CITIBOX.

Las mujeres tienen como producto estrella elementos de decoración y hogar, mientras que para los hombres destacan elementos electrónicos. Ambos apuestan por la compra online de estos productos por la comodidad que supone tener todo junto y verlo a simple vista y no tener que cargar con el pedido hasta casa.

 La moda es un punto en común entre ambos sexos, ya que tanto hombres como mujeres ven en la tienda online una oportunidad perfecta para ver ropa cómodamente, desde casa, con un catálogo completo que muchas veces no encuentran en la tienda física. Además, existe la posibilidad de tenerlo en casa en un día, evitar colas, estrés, paseos arriba y abajo, etc.

Y en la búsqueda de la mejor oferta, la mujer apuesta por encontrar el mejor precio en joyas y el hombre busca la mejor oferta en alojamiento.

En otros productos como la compra de películas online, entradas para espectáculos, productos para el hogar o la reserva de alojamiento, los porcentajes se igualan.

La experiencia de compra también es distinta entre ambos sexos

Según vemos reflejado en este artículo, la forma de consumir productos en Internet de hombres y mujeres es bien distinto.

Fuente: https://www.reasonwhy.es/actualidad/sociedad-y-consumo/que-diferencia-hombres-y-mujeres-la-hora-de-comprar-online-2015-07-09

Antes de comprar un producto las mujeres visitan foros de discusión y opiniones de otros clientes. Los hombres por su parte, buscan descripciones detalladas y técnicas del producto, como por ejemplo comparativas de prestaciones.

Otra diferencia está en el proceso de compra, en el que el sector femenino valora mucho más una buena experiencia de compra y compartirlo en redes sociales y el sector masculino, en cambio, se fija en la facilidad de pago y en que la compra sea lo más fácil y práctica posible.

En lo que parecen llegar a un empate técnico es en el uso del dispositivo para comprar online, que no es otro que el ordenador. El PC sigue siendo el elegido por los usuarios para el e-commerce, antes que el móvil o la tablet.