El comercio justo cada vez está más valorado en el sector de la alimentación

0
136

El comercio justo es un sistema comercial, que se presenta como una gran alternativa al comercio tradicional que estamos acostumbrados a ver, con la finalidad de que sea mucho más solidario, y se garantice la seguridad y las buenas condiciones a todos los trabajadores, como por ejemplo ofreciendo un salario justo, fomentando la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y proporcionando unas buenas condiciones de higiene y seguridad en el lugar de trabajo.

Cada vez, la sociedad es más consciente de la importancia de este problema y lo necesario que es consumir productos que tengan una certificación de comercio justo. Por esta razón, desde el año 2000, los productos de comercio justo han cuadriplicado sus ventas.

Pero en especial, uno de los sectores en los cuales más se valora el hecho de que sea comercio justo, es la alimentación, ya que la alimentación supone más del 93% de las ventas totales de productos de comercio justo en España, siendo los productos más demandados el café (43,1%), el azúcar y los dulces (40,2%), el té (2,7%) y otros productos como arroz, quínoa, pasta, bebidas y especies (7,2%).

Si pasamos estos datos a dinero, sabemos que durante el último año (2017) se facturaron más de cuarenta millones de euros, es decir que durante ese año hubo un crecimiento de la alimentación en el comercio justo de un 13%, así que es un sector que como hemos dicho anteriormente, no deja de crecer.

 

El futuro de la alimentación y el comercio justo

Sin ningún tipo de duda, este sector debe continuar creciendo y creciendo, hasta que se llegue a implantar como un modelo de negocio normal y habitual para todas las personas españolas, y aunque cada vez somos más conscientes todavía queda mucho camino por recorrer con tal de alcanzar la situación de otros países como por ejemplo Suiza o Noruega.

Para ello, es necesario que todas las empresas tomen consciencia de ello, y se hagan avances y mejoras en los canales de distribución, con tal de que las ventas de alimentación en el comercio justo continúen creciendo, así como la de otros sectores como el textil.

El comercio justo, es una gran oportunidad para todas las empresas, ya que los clientes cada vez lo valoran más y prefieren compara en una tienda en la cual se practiquen el comercio justo que en una tienda en la cual no se practique, así que es una gran oportunidad para las empresas que quieran crecer.