España es uno de los países de la Unión Europea con más empresas de economía circular

0
174

Si miramos las cifras más concretamente, España se sitúa en el tercer puesto de la Unión Europea con el mayor número de empresas de economía circular. Un ejemplo de ellos son las pymes españolas, el 85% de ellas ha desarrollado practicas con la economía circular y el reciclaje.

En la sociedad actual, utilizamos los productos de forma que en poco tiempo debemos desecharlo y comprar otro, pero lo cierto es que cada vez surgen más alternativas que ayudan a alargar su vida útil y, de esta forma, aprovecharlos incluso cuando se hayan llevado al vertedero. Este es solo uno de los casos que nos podemos encontrar dentro de la economía circular.

Gracias a la gran concienciación que tienen las empresas españolas sobre la escasez de recursos y el erróneo modelo de economía que se lleva en la sociedad actual, hemos podido comprobar que se han implicado al máximo con tal de llevar la economía circular a un siguiente nivel, ya sea optimizando recursos como creando nuevos proyectos que fomenten y ayuden a la reducción de residuos en España.

Concepto y principios de la economía circular

La economía circular está relacionada directamente con la sostenibilidad. El objetivo de la economía circular es mantener el valor económico de los productos, materiales y recursos el máximo de tiempo posible, y de esta forma, reducir casi por completo la generación de residuos.

El concepto de economía circular tiene como principios el reciclaje, la reutilización, la reparación, la valorización y el uso de energías renovables. De esta forma, todos estos conceptos están relacionados y una empresa debe hacer uso del máximo de recursos con tal de contribuir con la preservación del medio ambiente.

Como hemos dicho anteriormente, el sistema económico actual se basa en potenciar el consumo a corto plazo, mientras que la economía circular propone sustituir este sistema por uno de retorno y renovación de los productos. Para hacerlo, los recursos materiales se deben utilizar de una forma eficiente, con tal de que los productos generados nunca acaben en el vertedero.

Podríamos decir que es un sistema basado en el modelo cíclico de la naturaleza, en el cual, los materiales son utilizados para crear productos que serán incorporados de nuevo al proceso productivo. Como conclusión, la economía circular es un nuevo modelo que, mediante el aprovechamiento de recursos naturales, pretende reducir la producción y aumentar la reutilización de distintos materiales.