Tu Wifi siempre protegida

0
762

Hoy en el blog de Empresarius vamos a hablar de por qué es importante tener nuestra wifi siempre protegida.

¿Tu conexión a internet es más lenta de lo que sería normal? ¿Las luces de tu router hacen parpadeos cuando no estás conectado? ¿Tienes dudas sobre cómo proteger tu wifi?

Cambia el nombre de usuario y la contraseña de acceso a tu router

Cuando instalamos un nuevo router en nuestra red suelen traer contraseñas por defecto, tanto para la administración y gestión del router como para conectarnos al punto de acceso wifi configurado por defecto.

Mucha gente no cambia estas contraseñas por defecto por pereza o comodidad, al tener la contraseña del wifi siempre escrito bajo el router se aseguran que siempre que la necesiten, para conectar un nuevo dispositivo a la red, la tendrán allí escrita.

El problema de optar por mantener la contraseña por defecto de nuestro router wifi es que existen numerosos programas, que pueden obtener la contraseña por defecto que trae configurada el router de fábrica.

Qué problemas podemos tener

Para la mayoría de los usuarios el problema de que alguien se conecte a su red wifi no implica más que el consumo de ancho de banda, y ahora con la banda ancha si el atacante usa la red “con moderación”, para consultar webs y no descargar archivos con programas tipo p2p, el propietario de la red ni notará la presencia de éste. Pero si te topas con un usuario un poco más malintencionado estos serán los problemas que te podrá ocasionar:

  1. Lentitud en tu conexión.Los programas P2P consumen un ancho de banda importante y nos podemos ver perjudicados de manera importante.
  2. Los datos que envías o recibas podrían ser interceptados y/o modificados. Todos pensamos que nuestros datos no son importantes para nadie, pero no es así. En nuestros ordenadores reside información de todo tipo, como contraseñas, accesos, … Aún es más importante si se trata de una empresa.
  3. Podrían acceder a los archivos de tu ordenador. Si acceden a tu router pueden entrar en tu red y esto puede pasar a ser muy peligroso. Pueden copiar, modificar y hasta borrar tus archivos.
  4. Podrías estar participando en ataques masivos DDOS sin saberlo.Utilizan tu ordenador para lanzar ataques masivos y así esconder su identidad. Muchas veces nos avisan nuestros contactos y hemos de acabar formateando el ordenador en el mejor de los casos.

Cómo cambiar la contraseña de tu router y wifi

Si te hemos convencido, recuerda perder unos minutos en cambiarla y mejorar la seguridad de tu red. Es muy importante que utilices un buen sistema de cifrado y una contraseña robusta.

  1. Conocer la dirección del router: para conseguirlo tenemos que ir al menú Inicio de nuestro ordenador y escribir estas 3 letras: cmd. Aparecerá una ventana de MS DOS la que tendremos que escribir: ipconfig. A continuación, la pantalla nos mostrará una serie de datos: tendremos que anotar los números que ponga en Puerta de Enlace Predeterminada. Sino lo encuentras puedes probar con 192.168.1.1 que es una dirección muy común de los routers domésticos.
  2. Entrar en el router: escribiremos el número en la barra del navegador. Nos pedirá un nombre de usuario y una contraseña que deberían estar en el manual del router. Si no encontramos los datos, podemos llamar a nuestro operador. También cabe probar suerte con algunos de los nombres de usuario y contraseñas más comunes (como admin/admin o admin/1234).
  3. Cambiar la contraseña: una vez dentro del router, seleccionamos la opción Wireless y después Seguridad. En esta sección podemos elegir la opción de encriptación con la que vamos a conectarnos: WPA2 es más segura que WPA, y WPA es más segura que WEP. A mayor seguridad, más difícil será descifrar nuestra contraseña. Por último, introducimos la nueva contraseña. Lo más importante es recordarla, pero se recomienda también combinar el uso de letras y números, que sea larga y compleja, e incluso mezclar mayúsculas y minúsculas.

Deberás teclear esta nueva contraseña cuando te vuelvas a conectar a la red con alguno de tus dispositivos (móviles, ordenadores y tabletas).