¿Cómo reducir los costes de tus impresiones?

0
848

A toda empresa le gusta ahorrar en sus gastos anuales y a medida que pasan los días la tecnología cada vez es más avanzada, los equipos son más pequeños, potentes, ligeros y con más prestaciones. Esto también se aplica en el mundo de las impresoras. Así que, si reducimos costes en toda la empresa, apliquémoslo también a las impresoras.

Ya que muchos equipos suelen distribuirse en diferentes departamentos y ubicaciones es difícil el control de impresoras, copiadoras y consumibles. Con ello se dificulta saber realmente cuánto gastan en impresión. Según un estudio, los costes de impresión representan entre el 1 y 3 por ciento de volumen anual de negocios de las empresas.

Los beneficios que ofrece el coste por copia a las empresas es que pueden hacer un control sobre la tipología de documentos que se imprimen, esto conlleva que una pequeña y mediana empresa (PYME) puede llegar a tener hasta un 40 por ciento de ahorro, respecto a la compra tradicional de consumible.
Por lo tanto, la empresa pasaría a pagar solamente un precio prefijado por cada una de las impresiones realizadas en el que se incluyen;

  • Instalación y configuración del equipo
  • Consumibles y su gestión
  • La asistencia técnica en menos de 4h
  • Piezas y recambios
  • Préstamo de equipos en caso de avería
  • Mantenimiento preventivo
  • Servicio de monitorización remota
  • Reparaciones y desplazamientos

Otro beneficio, es que al tener máquinas mucho más modernas, nos permiten disponer de soluciones en cluster, esto quiere decir que si un servidor de impresión se cae, exista un segundo funcionamiento al instante y no que se pare la actividad de la empresa.

También ayudaremos al medio ambiente mejorando su sostenibilidad, ya que se reducirá el consumo de energía, costos de papel, desechos sólidos, entre muchos otros.

Cada vez existen más empresas que se cambian a este método. En resumen, podrá controlar y auditar todo lo que se imprime en su empresa. También se podrá prever exactamente sus costes de impresión mensuales o anuales, lo cual favorece el control presupuestario y con esta solución podrán invertir el dinero en otras cuestiones importantes.