¿Qué es una chatarrería y qué función tiene?

0
39

La chatarrería es aquella instalación en la que se compra, almacena, clasifica y vende todo tipo de chatarra. Es el lugar en el que se da valor a los residuos para poder aplicarlos, después, a distintos sectores o productos. Dentro de la chatarrería pueden reciclarse distintos tipos de residuos como, por ejemplo, residuos de automóviles, residuos metálicos de todo tipo, etc.

La chatarra es la suma de metal de desecho, como pueden ser los sobrantes de hierros y metales, los cuales tienen un valor económico en la mayoría de casos. Su correcta recogida, clasificación y tratamiento en una planta de reciclaje y gestión industrial, hacen que la chatarra pueda alargar su ciclo de vida y pueda reutilizarse para la creación de nuevos materiales y también se consigue que no se contamine el medio ambiente.

El desmontaje de la chatarra es muy importante para reciclar correctamente los metales y desechar todos aquellos elementos que no lo sean. A día de hoy, la chatarrería tiene distintas funciones, aunque la principal es la de hacer una adecuada clasificación del material que reciben de forma diaria en las instalaciones o bien que recogen directamente de las empresas, gracias a una flota de vehículos específicamente destinados para este fin, realizando una correcta gestión de los residuos metálicos.

La chatarra de metales se puede clasificar en metales férricos y no férricos:

Los metales férricos proceden del acero y del hierro y los no férricos o chatarra de metales son, por ejemplo, aluminio, el zinc, el cobre, el níquel, el plomo o el estaño.

El objetivo de cualquier chatarrería es el de evitar la contaminación del entorno y ofrecer la máxima calidad en lo que se refiere a la producción, transporte, almacenaje y reciclado de la misma. Gracias a estas empresas especializadas pueden reutilizarse los residuos metálicos muchas veces.