Gestión Ambiental en las empresas

0
1817

La gestión ambiental es el conjunto de acciones y propuestas que la sociedad hace a favor del medio ambiente y se compone principalmente de la política, el derecho y la administración ambiental. Por lo que respecta a la empresa, la gestión ambiental adquiere un papel importante, ya que mejora la actuación y la imagen medio ambiental de la misma, mostrándose comprometida con el planeta y los seres vivos.

Según el IISD, Instituto Internacional para el Desarrollo Sustentable, hay una amplia gama de herramientas e instrumentos de gestión ambiental, dirigidos a las empresas, que pueden ser clasificados en:

  • Herramientas ambientales de implementación; Se refiere a la Producción limpia, la eco-eficiencia y la Gestión Ambiental rentable)
  • Sistemas de gestión ambiental, tanto si están certificadas como si no (por ejemplo la ISO-14.000 o los EMS europeos)

¿Por qué contar con un Sistema de Gestión Ambiental en tu empresa?

Entre las ventajas que puede aportarte implementar un Sistema de Gestión Ambiental en tu empresa, queremos destacar estos 6 beneficios:

  • Permite aumentar la eficacia en las empresas porque se hace un mejor uso de la materia prima disponible y los productos disponen de una mayor calidad.
  • Contribuye a que los clientes tomen más consciencia ambiental, promoviendo que se interesen por empresas que respeten el medio ambiente
  • Permite reducir costes porque ayuda a identificar la utilización de los recursos y de las deficiencias.
  • Crea más oportunidades de mercado, porque los sistemas de Gestión Ambiental aceptados Internacionalmente son una valiosa herramienta de venta o marketing, para conseguir contactos comerciales.
  • El posicionamiento del negocio mejora. Un rendimiento ambiental bueno permite competir en más mercados. El rendimiento social y ambiental de las empresas determina cada vez más la posibilidad de competir en determinados países.
  • Las ventajas competitivas de la sosteniblidad. La consciencia ambiental de la empresa se traduce en una mejora de su imagen y con ello, también mejora el valor de la marca, nuevos clientes, mayor fidelización, nuevos mercados, etc.

Con todas estas motivaciones se hace especialmente interesante tener en cuenta la Gestión Ambiental en la Empresa, ya que se trata de un recurso con grandes beneficios a corto y a largo plazo, tanto para la empresa como para los clientes.