La estrategia infalible para aumentar la productividad personal

0
57

Uno de los temas que más preocupa a las empresas y lo líderes es la productividad. Ya sea que quieres mejorar como empleado de un negocio o estás estableciendo tu propia empresa, debes conocer como aprovechar al máximo tu tiempo y se los más productivo posible. El tiempo es tu activo más preciado, por lo que debes buscar aprovecharlo al máximo. Por esto te traemos los consejos para aumentar la productividad personal.

Así puedes hacerlo

  • Planifica: lo principal para aumentar la productividad personal es la planificación. Debes ser organizado y confeccionar un sistema para cumplir las tareas asignadas del día. Esto conllevara la creación de un horario con una lista de los pendientes priorizados. Este sistema debe evitar los retrasos en los plazos de entrega y te hará medir y mejorar tu capacidad para trabajar.
  • El descanso positivo: mientras buscamos hacer la mayor cantidad de tareas en el menor tiempo posible, muchas veces olvidamos el tiempo para el descanso. Si evaluamos las estrategias de las grandes empresas, la mayoría tiene espacios especiales para tomar un café o hablar con los compañeros de la oficina. Incluso las empresas más modernas tienen salones para videojuegos. Esto es debido a que el descanso minimiza el agotamiento físico y mental y aumenta la capacidad de concentración en las horas de trabajo. Son muchas las maneras en la que las empresas están luchando contra el Síndrome del Burnout para poder también aumentar la productividad personal de sus empleados.
  • Evita las distracciones: existen “ladrones de tiempo” que son tareas o actividades que interrumpen la concentración y reducen la productividad. Los más comunes son las conversaciones con los compañeros de trabajo, el revisar nuestros perfiles en las redes sociales y conversaciones de texto. Aunque parezcan que son actividades que solo toman unos minutos, si sumamos todo este tiempo veremos como toman una gran parte de nuestra jornada. Para poder aumentar la productividad personal puedes tener un tiempo designado para estas actividades, busca un tiempo determinado para revisar y contestar mensajes, evita entrar a las redes sociales en horario laboral y deja las charlas que no tienen que ver con trabajo para las horas de descanso.
  • Fija metas diarias: es fácil perder el enfoque en el diario y enfocarnos en tareas que nos son tan importantes. Por esto, si cada día tienes metas que cumplir es más fácil no olvidar la meta mayor. Toma un tiempo en la noche o a primeras horas de la mañana para establecer tus metas diarias.
  • Empieza por lo peor: nadie quiere hacer las tareas menos placenteras. Todos tratamos de evitarlas y concentrarnos en aquello que nos es fácil o nos gusta. Por esto, para poder aumentar la productividad personal debemos hacer lo que no nos gusta al inicio del día. Esto te permitirá que tengas un día más placentero y productivo y que no te quedes unas horas extras en la oficina terminando lo que has evitando toda la jornada.
  • Comparte tus metas con los demás: al hablar con otras personas sobre tus metas o actividades pendientes estás adquiriendo un compromiso moral inconsciente. En realidad, luego sentirás que debes cumplir con ese compromiso y te obligará, de forma inconsciente, a cumplirlas. Trata de compartir esta información con personas que generen un impacto positivo en tu vida laboral y que te ayuden a aumentar tu productividad laboral.
  • Siempre se puntual: no hay excusas para llegar tarde, siempre debes ser puntual, ya sea para iniciar tu jornada diaria o para asistir a una reunión. El ser puntual demuestra tu compromiso, tu capacidad de organización y te permitirá cumplir con tus objetivos y así aumentar tu productividad personal. Una estrategia para aquellos que luchan al intentar cumplir este punto es adelantar unos 10 minutos los relojes.
  • Haz que tu tiempo de espera sea productivo: todos pasamos por minutos (o horas) que no podemos hacer más nada que esperar. Ya sea en el aeropuerto, en la sala de espera antes de una reunión o antes de la visita al médico, podemos aprovechar este tiempo para dedicarnos a algo provechoso. Trata de llevar siempre un libro que sea provechoso para tu área de trabajo o crecimiento personal, así no malgastarás el tiempo y podrás aumentar la productividad personal.
  • Usa recompensas: al termina una serie de actividades o algún trabajo complicado puedes darte a ti mismo una pequeña recompensa. También funciona al final del día, cuando hayas tenido una jornada exitosa. Las recompensas pueden ir desde un café, un capítulo de tu serie favorita o un helado.
  • Delega: cuando puedas delega las tareas que tengas que hacer. Muchas veces esto te ayudará a dedicar tu tiempo a las actividades más importantes y así aumentar la productividad personal.
  • Ponte presión: todos trabajamos mejor bajo presión e, inclusive, si añadimos algo de competencia. Por esto, una buena estrategia es llevar un cuadro con tu timming o tabla de tiempo y tareas cumplidas. Puedes compararlas cada día o compartirlas con tus compañeros para así promover la sana competencia y aumentar la productividad personal.
  • Cuida tu espacio de trabajo: un escritorio desordenado creará la sensación de incomodidad. Recuerda que pasamos muchas horas en nuestro lugar de trabajo por lo que lo ideal es que sea un espacio con las mayores comodidades posibles que transmita armonía y tranquilidad.
  • Hazlo: no sirven de nada los consejos para aumentar la productividad personal si no decides empezar a hacerlo. Eres tú quien debe dar el primer paso.