Los errores más comunes de los startups

0
103

Cada día aumenta el número de startups que inician cada día. Con la tecnología y la democratización de las oportunidades empresariales, el número de startups que inician aumenta, pero no todas llegan a un final feliz. Cuando inicias un startup te encontrarás con grandes retos, pero esto no debe ser una razón para abandonar tu meta. En medio de estos contratiempos puedes cometer errores, algunos que pueden traer importantes consecuencias, por lo que es importante que conozcas los errores más comunes de los startups para que no los cometas.

El objetivo no es que te desamines en este camino que inicias, sino que al conocer los errores más comunes de los startups puedas tener más información para evitarlos o enmendarlos. Recuerda que mientras más información tengas, mejores decisiones tomarás y tu camino será más exitoso. Recuerda siempre tomar el tiempo que necesites cuando te encuentres ante una situación difícil. Intenta ser precavido y no tomar decisiones apresuradas.

Lo que debes evitar

Por esto, te enumeramos algunos de los errores más comunes de los startups.

  • Ser un lobo solitario: uno de los errores más comunes de los startups ocurre cuando los fundadores se convierten en lobos solitarios. Es posible que el proyecto inicie con una sola persona, pero será mucho más difícil el camino si no encuentras ayuda para lograr tus objetivos. Puedes necesitar buscar socios que te ayuden con recursos económicos o un pequeño grupo de personas que te puedan ayudar con las tareas de administración o financieras. Recuerda que al encontrar un pequeño equipo dedicado a tu proyecto el camino al éxito será más fácil y rápido.  Además, si tienes ayuda para hacer algunas tareas, puedes dedicar mayor cantidad de tiempo a establecer estrategias que harán crecer tu negocio.
  • No tener un plan de emergencia: ser optimistas y pensar que nuestros planes saldrán como lo hemos planeado es una muy buena estrategia, pero muy peligrosa. Uno de los errores más comunes de los startups es no tener un plan b. Probablemente no todo saldrá según lo planeado, por lo que debes tener un plan alterno que te permita tomar buenas decisiones en medio de las dificultades. No solo te sentirás más tranquilo si tienes un plan de emergencia, sino que estarás preparado para superar las dificultades. Recuerda que se puede cambiar la estrategia, pero se debe mantener la meta y estar preparados para alcanzarla.
  • No ser realista: el tener una visión positiva y una buena actitud ante los retos es muy importante, pero también debes ser realista. Uno de los errores más comunes de los startups es ser liderados por personas demasiado optimistas que se niegan a tener una visión realista de los problemas. Los emprendedores muchas veces presentan altas expectativas que luego no pueden llegar a alcanzar y esto afecta las relaciones con los socios e inversionistas. Presenta proyecciones financieras sólidas y creíbles, dedícate a hacer buenos estudios de mercados para que tengas una buena estrategia basada en hechos y datos reales.
  • Ser una imitación: uno de los errores más comunes de los startups es creer que serás exitoso siendo la imitación de otra experiencia de éxito. Es muy probable que las estrategias que le funcionaron a un negocio no vuelvan a funcionar para otro. Cada producto y servicio, para ser exitoso, debe tener una personalidad única. Sabemos que cada negocio no debe inventar la rueda, pero es importante diferenciarse de la competencia brindando un acercamiento único a sus potenciales clientes.
  • No tener la pasión necesaria: otro de los errores más comunes de los startups es ser un proyecto de tiempo parcial entre un grupo de amigos. Para que sea un proyecto exitoso debemos dedicar la atención y el tiempo necesario al proyecto. Puede ser una excelente idea, pero si no se tiene la pasión necesaria para entregar el tiempo y la energía necesaria es muy probable que nunca alcance su máximo potencial. Si la idea solo se mantiene como un proyecto parcial, gradualmente se irá abandonando y no se contará con la motivación suficiente. Un startup requiere mucho trabajo, esfuerzo y tiempo, en especial al comienzo del proyecto, por lo que los intentos en los que no se presenta la suficiente pasión no suelen llegar a un final de éxito.  
  • Abandonar el camino: el inicio de un startup es muy difícil. Tendrás que dedicarle mucho tiempo y dinero, además de enfrentar retos que probablemente no esperabas; por eso uno de los errores más comunes de los startups es abandonar el camino. Muchas veces llegan las dudas sobre la idea que te planteaste inicialmente, llega el cansancio y muchos abandonan el camino. Recuerda que el éxito llega a aquellos que perseveran.
  • Escuchar consejos de las personas equivocadas: es importante cuando se inicia un startup escuchar consejos, pero el problema llega cuando estos consejos vienen de las personas equivocadas. Muchas personas llegarán a decirte lo que debes o no debes hacer y uno de los errores más comunes de los startups es dejar que estas voces te confundan. Escuchas solo a las personas que tienen experiencia en el sector. También debes buscar a personas que quieran lo mejor para ti y tu empresa. Lo ideal es encontrar a un mentor que te guíe en el camino y en el que puedas confiar plenamente y que se convierta en una especie de maestro al cual acudir en caso de problemas o dudas.