Lidiar con el fracaso laboral: así lo puedes hacer de forma exitosa

0
100

Nadie quiere lidiar con el fracaso laboral, a ninguno de nosotros nos gusta ver como descartan nuestras ideas o propuestas. Pero lidiar con el rechazo laboral será parte de la vida de cualquier profesional exitoso. La realidad es que lo que importa no es el enfrentarse a este rechazo, sino como reaccionamos ante él.

Una parte fundamental al lidiar con el fracaso laboral es reaccionar de forma positiva y proactiva, sin quedarse pensando en lo negativo, sino tomando las enseñanzas de cada experiencia.  Si puedes convertir este mal trago en algo positivo, estarás en el camino indicado para crecer como profesional y estar mejor preparado para enfrentar retos futuros.

Así se puede lidiar con el fracaso laboral de forma positiva

Por esto, te presentamos un grupo de recomendaciones para lidiar con el fracaso laboral de forma positiva y que estas malas experiencias te ayuden en tu crecimiento:

  • No es personal: los factores que te han llevado a verte obligado a lidiar con el fracaso laboral no se deben a ninguna razón personal. Debes tener en cuenta siempre los verdaderos factores que te han llevado a ese rechazo. Puede ocurrir que la oportunidad que querías obtener no esté disponible en ese momento o que aún te falta experiencia. No quiere decir que esto sea un no definitivo, sino que muchas veces se trata de que necesitas mejorar algunas habilidades, prepararte mejor o tener más experiencia. Muchas veces el rechazo viene por circunstancias como razones legales, presupuestos, proyectos pendientes o cualquier otro hecho que no esté bajo tu control.
  • Busca una opinión sincera: al lidiar con el fracaso laboral muchas veces necesitarás el punto de vista de otra persona. Puedes acudir a un familiar, amigo o compañero en el sector laboral en el que te desempeñas y plantearle tu problema. Seguro con confianza y honestidad te brindará su punto de vista.
  • La importancia de tu reacción: lo más importante al lidiar con el fracaso laboral es la reacción que generará en ti. No puedes responder de manera irracional. Presenta una respuesta mesurada y positiva en cualquier circunstancia. Muchas veces, al enfrentarnos al rechazo culpamos a la otra parte, pero esta actitud no nos traerá nada positivo. También si tienes una respuesta incorrecta, negativa o violenta, cerrarás la puerta para futuras oportunidades. Lo idea es tomarte un tiempo para pensar en lo que ha sucedido, analizar que herramientas puedes tomar de la experiencia y tomar esta situación como un aprendizaje. Recuerda, siempre actitud positiva y buena educación ante todo. Puedes incluso enviar un mail agradeciendo por el tiempo y la oportunidad y diciendo que esperas que puedan trabajar juntos en el futuro, con esto asegurarás que te recuerden en el futuro si se vuelve a presentar una oportunidad como la que estabas persiguiendo.
  • Olvídate de las redes sociales: es un error terrible si estamos en el proceso de lidiar con el fracaso laboral el acudir a las redes sociales y utilizarlas para descargar nuestra tristeza e ira. No solo la persona que te rechazó no querrá saber nada de ti en el futuro, sino que dejarás un pésimo precedente en los ojos de aquellas personas que quieran trabajar contigo. La discreción es la mejor opción. Recuerda que es un mundo muy pequeño y es probable que te vuelvas a encontrar con esta persona o empresa en otro escenario. Ten en cuenta que al tener un mayor número de lazos profesionales fuertes más fácil será el desarrollo profesional.
  •  Reenfocarse: el fin del lidiar con un rechazo laboral de forma exitosa tiene que ver con los aspectos positivos que puedan surgir de la experiencia y esto solo ocurre si logramos reenfocarnos tras el rechazo. Esto quiere decir, que tras enfrentarnos al rechazo debemos volver a centrar nuestra energía en los próximos pasos de crecimiento profesional. Si luego de un fracaso no tenemos la actitud correcta, solo nos estaremos perjudicando a nosotros mismos. Debes dedicarle un tiempo al autoanálisis en pro de la mejora de tus habilidades.
  • Nunca es tarde para aprender: luego de dedicar un tiempo a la revisión de lo ocurrido, puede ser que lleguemos a la conclusión de que necesitamos reforzar algunas de nuestras habilidades o actualizar nuestros conocimientos. En la actualidad existen variadas herramientas online de cursos para cualquier área profesional que te pueden ayudar en este proceso. Puedes ponerte como objetivo dedicar unas horas del día a formarte y mejorar como profesional. También puedes dedicarte a algún voluntariado como herramienta de crecimiento profesional. Luego de esto, no solo tendrás más herramientas como profesional, sino que tendrás una mejor autovaloración de ti mismo y te proyectarás con más seguridad.
  • Busca la retroalimentación:  Tras el rechazo, trata de ponerte en contacto con la otra parte de forma amable y buscar la retroalimentación. Para lidiar con el fracaso profesional debes saber cuáles son las razones que te llevaron a esto para convertirlo en una experiencia constructiva. Puedes enviar un mail con un grupo de preguntas bien estructuradas sobre las razones del rechazo y es muy probable que obtengas una respuesta constructiva. Esto servirá para tu reflexión y la mejora de las debilidades que se han podido identificar. Pero para que este ejercicio sea realmente efectivo, debes resistirte a la tentación de negar los argumentos que está dando la otra parte o dejarte vencer por la frustración. Debes tener siempre en mente que este es un ejercicio para tu crecimiento y que te ayuda a evaluar la imagen que proyectas ante los demás.