Reinventarse en la crisis: una guía sencilla para lograrlo

0
165

Las dificultades siempre nos hacen crecer. Como empresarios y emprendedores debemos conocer como solventar los problemas y enfrentarnos a los tiempos difíciles con valentía.

Ante estos tiempos complicados es necesario repensar en nuestro negocio, los productos y servicios que ofrecemos para poder ser competitivos. Por eso es necesario reinventarse en la crisis: pensemos en la década de los 90s, en donde las empresas que evolucionaron lograron triunfar en la industria como por ejemplo Zara en la moda, NH en los hoteles e IKEA en la decoración del hogar. 

Cualquier empresa que triunfa se ha reiventado: Nintendo con el Wii, Apple con el iPhone… y la lista sigue.

Si estás cuestionándote como es posible reinventarse en la crisis, te presentamos ahora unos consejos que te ayudarán en tu tarea:

  • Refuerza tus puntos fuertes y apóyate en ellos: piensa en las claves que te han ayudado a alcanzar tu éxito. El poder reinventarse en la crisis es posible gracias a la evaluación interna y si reconoces tus fortalezas puedes desarrollarlas y reafirmarlas en tiempos difíciles.
  • Toma riesgos: para reinventarse en la crisis no puedes actuar con medio. Lo que está en juego es importante y por eso es necesario evitar caminos fáciles y caer en lo que todos hacen. Los negocios que alcancen el éxito serán aquellos que presenten propuestas innovadoras.
  • La opción correcta no es la convencional: la clave de reinventarse en la crisis es buscar maneras de hacer las cosas mejor. Replantéalo todo, estudia a tu competencia y mejora lo que ofrecen. Piensa que otros sectores se pueden beneficiar de tus productos, que necesidades de tus clientes aún no han sido complacidas, como puedes llegar más rápidos a tu target… los ganadores de las crisis son aquellos que crean soluciones mejores y más prácticas a los problemas que se presentan.
  • Piensa en las necesidades de tus clientes: es necesario que sea cada vez más sencillo que los clientes elijan tus productos. Piensa que necesidades aún no satisface el sector. Si tienes clientes con los que tienes una relación cercana puedes acercarte a ellos y pedirles un espacio de su tiempo para conocer su opinión. Establece una especie de entrevista para conocer de primera mano que puedes mejorar.
  • Sé útil y presenta una propuesta atractiva: ante las crisis, los clientes buscan elementos que les faciliten la vida. No puedes ofrecer cosas complicadas o que requieran demasiado trabajo.
  • Presenta una versión low cost: ante las crisis, muchos sectores se ven afectados debido a que los clientes ya no quieren gastar tanto dinero, en especial si son cosas que no son de primera necesidad. Ante esto, la idea no es bajar el precio de los productos y servicios que ofreces, sino establecer opciones “low cost”, que serán versiones simplificadas de tus ofertas originales.
  • Integra planes de pago: la economía de los clientes se puede ver afectadas durante las crisis, por lo que es un buen momento de implementar planes de pago que te permitirán mantener tus mismos precios, pero que sea más fácil para tus potenciales adquirirlos.
  •  Trabaja tu marca personal: para reinventarse en la crisis debes conocer que la cercanía y la confianza es clave. Ahora los clientes verán que, aunque existan muchos en el mercado, algunos se diferencian ¿por qué? Por su marca personal y cercanía. Si estableces y comunicas lo que te diferencia harás más sencilla la decisión del cliente de acercarse a tu oferta. Piensa ¿cuáles son los factores que te hacen a ti y a tu negocio únicos? A partir de esto trabaja tu estrategia de comunicación.
  •  Diversifica tu oferta: esta es una de las opciones más comunes si pensamos en como reinventarse ante la crisis, sin embargo, es un camino que debes tomar con mucho cuidado. Debes pensar en lo que ya sabes hacer y en lo que necesita el mercado. Pensemos que tienes una empresa de traducción, la opción más común podría ser empezar a traducir a otras lenguas, pero existen otros caminos que pueden ser más satisfactorios. Por ejemplo, puedes presentar clases de traducción online y seminarios. Ante esto, tus clientes ya no solo serán las personas o empresas que necesitan traducciones, sino aquellos comunicadores y traductores que buscan formarse.
  • No te quedes en tu local: como te comentamos, el reinventarse ante la crisis pasa por crear nuevas oportunidades. Ahora ¿qué pasa si crees que tienes todas las actividades posibles en tu cartera? Abrir más locales probablemente no sea la mejor opción, pero, por ejemplo, puedes ofrecer tus servicios en eventos deportivos o para viajes. Piensa en los grandes negocios de hoy como Uber o Amazon, su éxito se sostiene en un sistema que ya estaba establecido, una necesidad que ya se tenía, encontrando una forma más sencilla y a actual de resolverla.