5 ideas de Green Packaging

0
1159

Evitar el despilfarro y crear una conexión emocional son las dos premisas más importantes del Green Packaging o Packaging Sostenible.  Este packaging se basa en crear diseños que respeten el medio ambiente y apuesten por ideas sostenibles. Bajo estas premisas, es imprescindible partir de la base del ecodiseño para crear un packaging que tenga coherencia y que piense, detalladamente, en qué materiales se utilizarán, cómo será el proceso de fabricación, etc.

El packaging sostenible acostumbra a ser llamativo, creativo y útil, con la intención de aportar a una segunda vida al material en cuestión, en lugar de ser un objeto sin más.

Un buen packaging tiene que estar impregnado de la esencia de la marca y transmitirla, mediante la utilización de objetos que recuerden a los valores de la empresa y que conecten emocionalmente con el cliente, por ejemplo con adornos silvestres si tu marca está hecha a base de componentes de origen bio, utilizar tintas ecológicas para la impresión,etc.

5 ejemplos de packaging sostenible

  1. Fitzroy, bajo el lema de ‘From waste to wasted’ utilizó unas botellas cuyo tapón se construye fundiendo el etiquetado de Coca-Cola. El resultado es un cubo artístico que sirve como tapón para otras botellas.
  2. Controlar el proceso de packaging y aprovechar la oportunidad, para convertirlo en lo más sostenible posible y además echar un vistazo a la cadena de suministro y descubrir de dónde y cómo llegan los materiales que van a ser utilizados nos brinda otra posibilidad de ser una empresa eco-friendly. Biossance crea sus cremas con moléculas de humedad naturales. La caña de azúcar, que no necesita de procesos como el riego o la cosecha, es el ingrediente que más utilizan para crear el papel que envuelve sus productos en las compras online. Las letras impresas en el packaging están hechas con tinta vegetal.
  3. CartonLab es otro ejemplo, una empresa que se ocupa de dioseñar soluciones sostenibles para eventos, interiorismo, exposiciones y desarrollo de producto. Son expertos en diseño estructural con cartón. Soluciones versátiles, ligeras, resistentes, ecológicas y fáciles de montar. Innovación, diseño y plazos de ejecución ajustados.
  4. En OiKo Design Office se ocupan de diseñar objetos, teniendo muy en cuenta el ecodiseño y la circularidad del mismo. En el momento de diseñar un producto tienen en cuenta su impacto ambiental y la reacción y vinculación emocional que este tiene en los usuarios.
  5. Y el último ejemplo de packaging sostenible es El Flamenc, un modelo de packaging muy sencillo y muy acertado. Son bolsas de algodón orgánico reutilizables que luchan contra los residuos plásticos y están pensadas para ser usadas en la compra a granel.

Son solo 5 ejemplos de lo que puede dar de sí el packaging en una empresa, pudiendo aportar valor y hacer mucho más atractivo el producto, teniendo en cuenta que a la vez que es bonito ayuda al medio ambiente.