Ser más productivo es posible: así puedes lograrlo

0
101

El tiempo es el recurso más valioso que tenemos y por eso debemos aprovecharlo al máximo. Para esto debemos crear hábitos y estrategias que te permitan ser más productivo. Estos cambios en tu rutina no ocurrirán de la noche a la mañana, pero con dedicación podrás comprobar como puedes convertir la productividad en un estilo de vida.

Ocurre que muchas veces nos sentimos saturados de tareas pendientes, sin embargo, esta sensación viene dada por el sentimiento de descontrol, no por la cantidad de cosas por hacer. Si tenemos una larga lista de actividades, pero también tenemos un plan eficiente, nos sentiremos más tranquilos y confiados. El ser más productivo beneficiará tu vida profesional y personal, ya que también te dará la oportunidad de compartir más tiempo con las personas que quieres.

Los secretos para ser más productivo

  Para que descubras los beneficios de una vida productiva, te presentamos unos consejos que puedes empezar a aplicar hoy mismo:

  • Usa el orden con eficacia: David Allen escribió un reconocido libro en donde explicaba la necesidad de organizar los pendientes en listas para ser más productivo. Él explica que las tareas que escribas en tu lista deben ser lo más concretas posibles para que quede claro lo que debes hacer. También cada tarea debe estar acompañada de un objetivo que lograrás al finalizarla. En caso de tener un pendiente complejo, debes dividirla en pequeños pasos, lo que hará más fácil la labor. Recuerda revisar esta lista varias veces al día y actualizarla si es necesario.
  • Simplifica tu trabajo: el ser más productivo no es el hacer más cosas, sino hacer las cosas más eficientes, por eso debes recordar el  hacer las cosas correctas. Existen muchas tareas que no son necesarias, que puedes prescindir o delegar para dedicar tu tiempo a actividades más importantes. La clave no es trabajar más, es trabajar inteligente.
  • Asigna prioridades: en el día siempre existen tareas más importantes que otras. Debes aprender a ordenar tus prioridades para ser más productivo. Puedes revisar tu lista de tareas pendientes y ordenarlas por prioridad asignándoles un número o un color. Según Stephen Covey, autor del libro Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva, las tareas se pueden dividir en Importantes y Urgentes, Importante y No Urgentes, No Importantes y Urgentes, No Importantes No Urgentes. Te sentirás mucho más en control cuando hayas organizado tu lista y podrás ser más asertivo en tus decisiones.
  • Planifica cada día: puedes tomar unas horas al inicio del día o la noche anterior para la planificación del día. Para ser más productivo debes recordar que la organización es clave, pero no planifiques cosas que sabes que no podrás cumplir, se realista y siempre deja tiempo para algún imprevisto que pueda suceder a lo largo del día.
  • Come bien: la comida es el combustible que nos mantiene trabajando, por lo que cuidar lo que comemos es fundamental para ser más productivo. Una buena alimentación es clave para mantener la energía y la concentración a lo largo de la jornada. Evita las comidas procesadas y el azúcar, añade frutas y verduras a tu dieta y evita las comidas pesadas. Recuerda que siempre puedes pedir la ayuda de un nutricionista para crear un plan de alimentación adaptado a tus necesidades.
  • Planifica pequeños breaks: a veces pensamos que tenemos tantas cosas por hacer que sería imposible que nos tomemos un tiempo para descansar, sin embargo, está comprobado que tu productividad aumenta si te tomas descanso de entre 15 y 20 minutos cada dos horas. Utiliza este tiempo para despejar tu mente, comer algo, caminar, hacer ejercicios de respiración o hacer cualquier actividad que te relaje.
  • Respeta las horas de sueño: para ser más productivo necesitas al menos unas 7 horas del sueño al día. Esto es fundamental ya que es el tiempo necesario para que se completen las funciones regenerativas nocturnas y estés más enfocado a la hora de trabajar.
  • Empieza tu día temprano: la pereza al levantarnos siempre nos agobia, pero ya lo decía el viejo refrán “al que madruga Dios lo ayuda”. Las actividades que realices a primera hora del día pueden definir tu jornada, por lo que debes planificarte para empezar tu día temprano, tomando un tiempo para desayunar y hacer un poco de ejercicio. Evita las prisas de la mañana, planifica con calma y tendrás una jornada siendo mucho más productivo.
  • Trabaja en la concentración: para ser más productivo es imposible concentrarte en lograr varias cosas al mismo tiempo. Trabaja en mejorar tu concentración, haciendo una tarea a la vez. Es mejor elegir un pendiente y concentrarte hasta terminarlo y no empezar muchas tareas, pero no llegar a finalizarlas.
  • Mantén el orden: una oficina, habitación o escritorio desordenado crea distracciones y dificulta el trabajo. Mantén un espacio de trabajo limpio, con solo lo necesario, para enfocarte mejor. Mantén la limpieza y la organización en todos tus espacios.
  • Conoce tus horarios de Deep Work: algunos expertos califican el Deep work como todas aquellas tareas que exigen una mayor concentración. Por ejemplo, un análisis de resultados requiere toda tu atención, a diferencia de una tarea sencilla como borrar correos en tu bandeja de entrada. Para ser más productivo debes empezar a estudiar tus horas de mayor eficacia y planificar en ellas todo lo que corresponda a Deep Work. La realidad es que no tendrás la misma energía durante todo el día, por lo que debes aprovechar tus mejores horas para hacer las tareas más complicadas.