¡Evítalos! Los errores más comunes de los empresarios

0
54

Ser empresario no es tarea fácil, pero cuando se empieza en este interesante mundo se deben escuchar los consejos de aquellos que ya transitaron el camino y evitar sus errores. La realidad es que cada año miles de pequeñas y medianas empresas cierran sus puertas luego de tomar las decisiones equivocadas. Las razones de estos fracasos van desde problemas en el flujo de efectivo hasta mal ajustes de inventarios, pero, en la mayoría de los casos, todas estas situaciones pudieron ser evitadas si se tomaban las decisiones correctas en el momento indicado. Por eso te presentamos los errores más comunes de los empresarios, para que puedas evitarlos y aprender de las experiencias de tus pares:

  1. No delegar: es normal que cuando comienzas en un negocio quieres hacer todas las tareas, pero debes adecuarte rápidamente y conocer tus limitaciones. Por ejemplo, las tareas de nóminas y recursos humanos ocupan casi 40 horas por mes, pero el 40% de los propietarios de pequeñas y medianas empresas se siguen dedicando, sin ayuda, a estas tareas. Por esto uno de los errores más comunes de los empresarios es no buscar ayuda para delegar las tareas. Como líder de la empresa, cada minuto de su tiempo es valioso por lo que tener a alguien que pueda manejar estas tareas igual de bien (o incluso mejor) le permitirá dedicarse a tareas más importantes, como planes de expansión de su negocio. Cuando llegue a tener, al menos, un par de empleados, constantemente cuestione cada tarea que realiza y si alguien más puede hacerla pues que alguien más la haga. Recuerda enfocarte en aquello que requiere tu experiencia y autoridad.
  2. Evitar la tecnología: imagina el tiempo que pasaban las personas lavando su ropa a mano o los días que tomaba recibir una información por correo convencional. El hecho de tener herramientas tecnológicas nos hace la vida más fácil y permiten el avance. Si no puedes manejar 50 llamadas al día o 150 mails tal vez sea hora de buscar un servicio de mensajería comercial. Uno de los errores más comunes de los empresarios es pensar que son los únicos que están pasando por esa complicación, pero la realidad es que probablemente ya alguien vivió eso y creó una herramienta tecnológica para hacer el proceso más sencillo. El evitar la tecnología solo lo hará perder tiempo y dinero.
  3. No pensar en un plan B: uno de los errores más comunes entre empresarios es ser demasiado optimistas. Piensan que todo saldrá acorde a sus planes y descartan cualquier otro escenario. La verdad es que se debe pensar y trabajar para que todo ocurra como esperamos, pero siempre con planes alternativos en mente. Antes de iniciarte en el camino del emprendimiento ten en cuenta también todas las variables que pueden fallar y prepárate para eso. El estar preparado para cualquier eventualidad te permitirá pensar con más claridad y tomar decisiones con más seguridad. No quiere decir que queremos que pase algo malo, pero si llega a ocurrir no nos alejará de nuestras metas.
  4. Productos infravalorados: es importante vender y, en especial cuando se está empezando, es muy difícil separarse de la competencia, pero la verdad es que no se puede infravalorar el valor de los productos o servicios que estamos ofreciendo. Uno de los errores más comunes de los empresarios al empezar su camino de emprendimiento es no tomarse el tiempo suficiente para evaluar su producto y el mercado al que se enfrenta. Se debe tomar en cuenta la mano de obra y establecer un precio que tenga sentido para usted y sus clientes. No tiene nada de malo tener precios competitivos, pero si esto no es coherente con su propia oferta nada de lo que haga tendrá sentido. No existe una forma única para calcular los precios, pero tenga en cuenta el cálculo del costo de producción y su ganancia.
  5. Malas estrategias de marketing: puede ofrecer el mejor servicio o producto en el mundo, pero si nadie lo conoce es imposible que lo venda, por lo que debe establecer un plan de marketing desde el inicio. Uno de los errores más comunes de los empresarios luego de lograr conseguir a sus primeros clientes es pensar que este primer impulso llevará a conseguir a más compradores, pero esto no es totalmente cierto. Si no invierte en una buena estrategia de marketing su flujo de ventas terminará agotándose y no el boca a boca o las excelentes recomendaciones de sus clientes podrá salvarlo del fracaso. Invierta de forma inteligente en el marketing para tener un crecimiento fuerte y sostenido, invite a sus clientes a ayudarlo en la tarea ofreciendo incentivos por referencias, ten presencia en las redes sociales, crea contenido que den ganancias como contenido que eduque o entretenga. La idea es construir la reputación de tu marca y poner, paso a paso, tu negocio en marcha.
  6. Sufrir del famoso burnout: en los últimos años se ha visto cada vez más seguido como el burnout se convierte en el constante en la lista de errores más comunes de los empresarios. Aunque tengas una gran pasión por tu empresa, alcanzar el éxito empresarial no significa sacrificar tu salud. Si siente que está muy cansado tome un tiempo libre, recuerde que la mente también necesita tiempo para “recargarse”. Evite las comidas de 15 minutos o las horas incansables de trabajos. Entendemos que es un camino con sacrificios, pero si no puede alejarse por un par de horas de su negocio tiene un serio problema en sus procesos que debe solucionar rápidamente.