¿Vacaciones para emprendedores? Sí son posibles

0
45

Solo un emprendedor entiende la difícil tarea que representa para otro emprendedor el decidir tomar unas vacaciones. Probablemente, mientras la mayoría tomaba el sol en verano o visitaba algún lugar exótico, los emprendedores se quedaron en casas mejorando su startup, mejorando las ideas para su negocio. Sin embargo, existen algunos pasos que puedes tomar para hacer posibles unas vacaciones, aunque no sean en verano o se queden algo cortas.

Las vacaciones para emprendedores pueden convertirse en realidad al tomar algunas medidas que permitirán que este tiempo no represente una baja en los ingresos del negocio. Según los expertos existen tres razones fundamentales que hacen que las vacaciones para emprendedores nunca se conviertan en una realidad:

  1. El dinero: al emprender en un pequeño o tener un negocio el dinero es una preocupación constante. Por esto, la prioridad es conservar la liquidez, evadiendo gastos extras como el tomar vacaciones.
  2. El miedo a ausentarse: cuando empieza a crecer el negocio, siempre da algo de miedo el abandonar la oficina, tal vez te pierdas de atender una llama de teléfono importante o la visita de algún cliente.
  3. Excusas generales: cuando el negocio se estabiliza, las excusas no paran. En esta etapa resuta mentalmente difícil tomar la decisión de hacer una pausa.

Sin embargo, es necesario desconectar. Una vacaciones para un emprendedor no son solo un tiempo de disfrute, sino un momento para “recargar” las baterías y volver con más energía. Si no descansas, tu productividad baja irremediablemente. Cuando se trabaja demasiado no se es eficiente, ya que se acumula el cansancio mental y esto te afecta a mediano y largo plazo. Las vacaciones para emprendedores deben ser concevidas como una inversión, ya que el activo más importante para tu negocio siempre serán tus ideas.

¿Cómo lograr que un empresario tome vacaciones?

Entendiendo la importancia de las vacaciones, los empresarios deben tomar una serie de pasos para hacer de estas vacaciones una realidad. Para esto, lo primero que tienes que hacer es aprender a delegar. Tener un equipo, sin importar que tan pequeño o grande sea, en el que confiar hará que las vacaciones para emprendedores sean posibles. Confiar en tu equipo será necesario en cualquier etapa en la que se encuentre tu negocio. Muchos empresarios se creen imprescendibles, pero esto solo hace que el proceso de crecimiento de cualquier empresa sea mucho más difícil. Trabajar para tener un equipo preparado, con la formación necesaria y confía en sus habilidades.

Además, sean tus primeras vacaciones como emprendedor o no, es necesario que tengas un plan de emergencia. Ten en mente que no solo pueden ser unas vacaciones de placer, también pueden ocurrir accidentes, enfermedades o cualquier imprevisto que te obligue ausentarte de tus responsabilidades, por lo que debes estar siempre listo en caso de que esto ocurra. Recuerda que la vida está llena de improvistos y los verdaderos empresarios de éxito son aquellos que están preparados para cualquier escenario.

Recuerda que mientras más eficiente sea tu equipo, menos carga de trabajo tendrás y mayor será el tiempo que puedas dedicarte a otros asuntos, siendo una muy buena estrategia para el crecimiento de tu negocio.

Las vacaciones para un emprendedor son un momento para despejarse del estrés de las decisiones del día a día, que permite pensar y analizar otros asuntos, proyectos a largo plazo e iniciar el nacimiento de nuevas ideas. Al alejarse de las presiones cotidianas, se puede tener una mejor visión global del negocio, por lo que será un increíble beneficio para tu negocio.

¿Tus primeras vacaciones como emprendedor?

Si es tu primera vez de vacaciones como emprendedor, puedes prepararte para que este tiempo sea relajado y que lleve a un exitoso final:

  • Toma decisiones para reducir gastos: si lo que te preocupas es el gasto que representarán las vacaciones, puedes tomar algunas decisiones para reducir los gastos, por ejemplo revisa las suscripciones que mantiene tu empresa y verifica cuáles son realmente necesarias. También puedes evaluar trabajar en un espacio colaborativo, en lugar de una oficina privada para disminuir gastos.
  • Aprende a desconectar: si nunca has tomado unas vacaciones como emprendedor, puedes empezar a tomar pequeños momentos para relajarte y cargar energía. Por ejemplo, en medio de la jornada o un fin de semana de relajación. Además esto servirá para evaluar el funcionamiento de tu negocio en tu ausencia.
  • Cuenta con el equipo adecuado: el crear un equipo colaborativo, preparado y que se apoye mutuamente, hará que el proceso de tomar unas vacaciones como emprendedor sea más sencillo. Mantén una excelente comunicación y confianza con ellos.
  • Crea una “oficina móvil”: aunque es importante el tiempo de desconexión total, puedes crear una estrategia para poder atender el negocio en caso de alguna emergencia. También con esta “oficina móvil” puedes hacer pequeñas revisiones que tomen una hora al día para chequear que todo esté trabajando de forma eficiente. Una “oficina móvil” podrá ser tu móvil, ordenador y algún dispositivo para conectarte a internet desde cualquier lugar. Recuerda que esta estrategia no quiere decir que estarás trabajando desde otra locación, sino que podrás actuar en caso de emergencias o hacer pequeños chequeos. ¡A disfrutar!