La importancia de la disciplina empresarial

0
348

Ya lo hemos comentado, el llevar una empresa no es tarea fácil y, aunque sea pequeña o grande, existen fundamentos básicos que siempre tenemos que tener en cuenta, por ejemplo la disciplina empresarial.

Básicamente, la disciplina empresarial es el lograr cumplir con la planificación estratégica y conquistar los resultados que fueron planificados. Una planificación empresarial exitosa cuenta con pasos y metas que involucra a todos los departamentos dentro del negocio, también detalle los pasos y mantiene un control de ellos.

La disciplina es fundamental para el funcionamiento de cualquier organización para conquistar el éxito, sin embargo, también es necesario aplicar la disciplina en todos los aspectos de nuestra vida para poder alcanzar los objetivos que nos proponemos, ya sea en el ámbito profesional, emocional, económico o personal.

Paso a paso

Lo primero que debe hacer si quiere poner en práctica la disciplina empresarial es asegurarse que exista una planificación anual del negocio, que serán los objetivos de la empresa a lo largo del año y en el que se dirigirán los esfuerzos e inversiones. Esto debe ser monitoreado durante el año. También se deberá actualizar y para esto es necesario llevar un control.

Seguimiento constante

La disciplina empresarial no acaba con la planificación, ya que, si no se está evaluando de forma constante, no nos estaremos enfocando en la búsqueda de resultados. Un seguimiento correcto garantiza ajustes necesarios en el momento indicado. Las enseñanzas y lecciones aprendidas en el camino deben influir en nuestras decisiones inmediatas. Este proceso es complejo y buscará la mejora con el paso del tiempo.

Las herramientas necesarias

Para la correcta aplicación de la disciplina empresarial se necesitan herramientas, para monitorear los procesos de forma rápida y eficiente. Aunque vemos muchas empresas pequeñas y medianas que llevan el control con planillas Excel, ahora existen muchas herramientas más avanzadas con costos muy bajos que harán que este proceso se desarrolle de forma más sencilla y rápida.

La importancia del capital humano

Definitivamente, en la aplicación de la disciplina empresarial es muy importante la ayuda del capital humano. Recuerda que los procesos llegarán al éxito solo si las personas hacen que funcionen. Los involucrados deben entender su compromiso con la disciplina empresarial y la importancia que tiene. Se debe garantizar el nacimiento de líderes y gestionarlos de forma eficiente para crear un grupo de trabajo eficiente.

¿Qué pasa si olvido la disciplina empresarial?

El no cumplir con una disciplina empresarial coherente tendrá consecuencias inmediatas y a largo plazo. Si no se cumplen con las obligaciones y la planificación es imposible que el negocio crezca.

Los principales beneficios de mantener la disciplina empresarial son:

  • Mejora la productividad de la empresa
  • Previene los conflictos en el ambiente de trabajo
  • Beneficia a la compañía y a los trabajadores
  • Hace que los procesos sean más justos y transparentes
  • Facilita la toma de decisiones
  • Fortalece las relaciones de los líderes con el resto del equipo

Lo que no puedes olvidar

Dentro de la disciplina empresarial existen varios puntos que no puedes olvidar y que debes considerar para una correcta gestión.

Por ejemplo, es necesario que se evalúen cuáles son las faltas y fallos más recurrentes en todas las áreas y las razones que llevan a caer en estas. ¿Cuáles fueron las inconsistencias? ¿Qué podemos aprender de esta experiencia? El análisis debe ser inmediato y la aplicación del aprendizaje también.

De igual forma, se debe prestar especial atención a la forma de resolver los conflictos dentro de la organización y como esto puede afectar el desarrollo normal del trabajo.

Puede ser útil llevar un registro escrito de las observaciones, por ejemplo, se pueden enumerar las faltas de acuerdo con su gravedad y como esto afecta a la compañía. A partir de allí el análisis será más sencillo. La clave es que todo esté documentado.

Será necesario reforzar los procedimientos de revisión de fallas con cierta regularidad, prestar atención a las personas que intervienen, los plazos, los informes realizados, las pruebas de esto y los testimonios. Puede parecer un proceso bastante complejo al principio, pero una vez que se establezca y utilice con regularidad, será todo más sencillo.

Al analizar los fallos se deben considerar los antecedentes, el contexto, la gravedad, entre otro. Pero lo fundamental es el aprendizaje que quede de esto y los cambios, para mejor, que esto desencadenará.

La disciplina empresarial debe ir siempre acompañada de un buen plan de comunicación, que conozco a todo el personal entender los procesos, además de conocer sus obligaciones, deberes, tareas y responsabilidades. La comunicación es una de las partes fundamentales de la disciplina empresarial, sin ella es imposible que se mantenga procesos efectivos dentro de la compañía. Si crees que es necesario puedes hacer una evaluación de la gestión de comunicaciones de la empresa para solventar los errores que puedas estar experimentando.