Así puedes proteger un startup

0
101

Muchas personas tienen excelentes ideas, pero no todas las personas tienen el valor de hacerlas realidad. Por eso, a pesar del gran valor que tenga la idea, no puedes olvidarte de la importancia de cuidar tu proyecto. Es importante que conozcas como proteger un startup para poder actuar con madurez y seguridad. Por ejemplo ¿Sabías de los numerosos casos de plagios de ideas? No han sido pocas las pequeñas empresas que han quedado desprotegidas cuando alguna compañía o particular decide poner en práctica la idea inicial, usando más recursos.

Aunque es imposible asegurar el éxito de tu negocio, aprender a proteger un startup es básico, ya que en ella invertirás la mayoría de tu tiempo además de importantes recursos económicos. Es obvio los riesgos que implica el ser emprendedor, pero por esta misma razón es necesario asegurar los pasos que podrían solventar los riesgos previsibles en el inicio del proyecto.

Muchas veces, en medio de la innumerable lista de pendientes que conlleva el iniciar una empresa, olvidamos la importancia de cuidar nuestras ideas para asegurar el futuro de nuestros negocios. Existen varios instrumentos jurídicos que te permitirán estar amparado ante posibles malas intenciones de terceros.

Es fundamental que desde el inicio elabores un plan para proteger jurídicamente tu negocio y sus distintos componentes. Para esta labor podrías necesitar la ayuda de algún experto en la materia, pero recurrir a abogados podría ser una buena inversión de cara al futuro.

En primordial que al empezar tu vida como empresario comiences a estructurar acuerdos de confidencialidad. A medida que empiece a crecer tu empresa será más grande el número de personas que te acompañaran en el camino y para proteger un startup debes entender que muchas veces las ideas no deben ser compartidas y mucho menos con la competencia. Recuerda que el desarrollo de ideas y proyectos no debe ser discutido con terceros. Además, presta especial atención a las personas que trabajan contigo y la relación que tienen o puedan llegar a desarrollar con personajes de la competencia.

Para proteger un startup se recomienda tener clara la delimitación de condiciones en caso de dar una licencia de uso a terceros. Es importante resaltar el cómo, qué y cuándo de la vigencia de la licencia. Además, trata de elegir personas o compañías que te generen confianza y creas que moralmente son similares a lo que representas.

Elimina, en todo caso y momento, los acuerdos “desordenados”. Esto quiere decir que no puedes establecer ningún tipo de compromiso o acuerdo de forma verbal. Todas las negociaciones a las que llegues deben ser escritas, firmadas y corroboradas por personas conocedoras en el sistema judicial.

También, para proteger un startup hay que pensar un poco con la cabeza fría. Entendemos la confianza entre amigos y familiares, pero recuerda que este es un negocio y que todas las decisiones deben ser tomadas por y para el beneficio del mismo. Intenta tomarte un par de días al decidir una nueva negociación y piensa en los pros y contra que puede traer.

Para proteger un startup también existen elementos importantes, como el uso de las tecnologías disruptivas, como la inteligencia artificial y el blockchain. Estas nos ayudarán a proteger los elementos del proyecto. Te recomendamos aplicar estas tecnologías como un método complementario, recordando siempre consultar para asegurar que todos los movimientos sean acordes a las leyes y regulaciones.

Ten en cuenta que no puedes obviar el primer paso, que será asegurar la idea para luego concentrarte en el desarrollo. Con la evolución de tu proyecto podrás afrontar los riesgos con tu propio capital, pero en el caso de un startup todas las ganancias serán enfocadas en la evolución de ella misma.

Ante esta realidad, algunas empresas han creado pólizas de seguro para proteger un startup. En general, no existe un plan estandarizado, sino que cada uno dependerá de la actividad económica de la empresa, su tamaño, metas a largo plazo, entre otros factores.

Los productos básicos que recomiendan los expertos para proteger un startup son el seguro de responsabilidad civil de producto, que cubre los daños que podría causar el producto que ofreces luego de su venta, el de responsabilidad civil para administradores y directivos, que protege a los altos cargos de reclamaciones, y el seguro de crédito, que será muy importante para aquellas empresas que quieran internacionalizarse ya que cubrirá un posible riesgo de impagos de clientes, además del seguro de transportes, de fundamental importancia si tus productos deben ser transportados o si planteas exportar lo que produces.

Sin embargo, así como han evolucionado los peligros para tu negocio, así lo han hecho las diferentes pólizas, que para proteger un startup también presentan ofertas contra los ciberdelitos. Este tipo de pólizas son cada vez más comunes y variadas, creadas especialmente para el startup que, en su mayoría, cuentan con una base tecnológica. Es importante que investigues que plan es el más adecuado según tu empresa según tu exposición digital.

En conclusión, al iniciar una empresa debes analizar los riesgos y estar preparado para ellos. Para proteger un startup es fundamental evaluar los problemas que se pueden presentar y hacer un plan acorde. Probablemente necesitarás una inversión en un equipo legal o en una póliza de seguros, pero este paso te evitará problemas y dolores de cabeza en el futuro. Recuerda que es necesario cuidar tus ideas, tu producto final, estar protegido a ciberataques y conocer los estatus legales que debes cumplir.