Trabajar desde casa: así puedes logarlo

0
39

Muchos sueñan con la idea de trabajar desde casa, en la comodidad del hogar, sin horarios ni códigos de vestimenta… pero la realidad es que para mantener tu productividad y trabajar de forma eficiente debes tener en cuenta ciertos tips.

Es muy fácil perderse entra las distracciones y los vicios al no estar dentro de un ambiente rígido como el de la oficina, por lo que para trabajar desde casa requerirás mucha disciplina y autocontrol. Muchas veces creemos que sería genial no tener que seguir una rutina, pero la realidad es que, aunque puede ser flexible, debemos establecernos un horario para poder ser eficientes.

Los tips para trabajar desde casa y ser eficientes

Aquí te presentamos una lista de consejos para que tus horas de trabajo en casa sean eficientes:

  • Levántate temprano y a la misma hora: al igual que cuando ibas a la oficina debes despertarte temprano para cumplir con tu trabajo. Es fácil caer en la tentación de quedarse en la cama pero debes tener disciplina. No dejes que la pereza típica de la mañana arruine tu día productivo.
  • Respeta los horarios de comida: al trabajar desde casa todo es más flexible por lo que es común que nos encontremos comiendo frente al computador en horarios que no corresponden. Trata de separar el espacio del trabajo que el de la comida y tomate el tiempo necesario para comer. Queremos ser eficientes y para esto debemos respetar nuestra necesidad de tomarnos un tiempo libre.
  • No te quedes en pijamas: a pesar de que la comodidad de estar en casa te permite estar en pijamas, es recomendable que a primeras horas de la mañana te des una ducha y te pongas ropa, no tiene que ser algo elegante, pero que tu mente también sepa que ya no estamos en tiempo de descanso.
  • Organiza tu jornada: ahora eres tu propio jefe y debes organizar tu jornada para aprovechar el tiempo al máximo. Divide las tareas que tengas pendientes y organiza el mejor momento para llevarlas a cabo, manteniendo la productividad y concentración.
  • Separa los espacios: elige un lugar que sea solo para el trabajo, esto te ayudará a tener una actitud productiva. Recuerda mantener todo en orden. No trabajes en los lugares que asociamos con el descanso como la cama o el sofá. Asigna una mesa, un cuarto o algún rincón como tu espacio para trabajar desde casa.
  • Incluye el ejercicio en tu rutina: siempre es bueno incluir en tu rutina un tiempo para el ejercicio. Esto te ayudará en tu salud física y mental.
  • Sal de casa: si sientes la necesidad de cambiar de ambiente puedes trabajar desde alguna biblioteca, café o lugar público con Wifi. Muchas veces el ruido y las personas ayudan a simular el entorno de oficina. A veces, es necesario salir de casa para eliminar las distracciones como el limpiar el cuarto, hacer la comida o ver televisión.  
  • Evita las redes: al trabajar desde casa trata de evitar las redes sociales. El tiempo que pasas en las redes puede perjudicar tu productividad por lo que debes limitar el tiempo que pasas en ellas y evitarlas en horas de trabajo.
  • Manténte conectado: muchas veces trabajar desde casa puede ser algo solitario. Te puedes llegar a sentir desconectado por lo que debes usar apps de mensajes o herramientas de videoconferencias para mantener la comunicación con tus colegas u otros miembros del equipo. Puedes utilizar Slack para mantenerte comunicado con tu equipo de trabajo, Trello para establecer tus tareas pendientes y las prioridades de cada una y Google Hangouts, Skype o Zoom para realizar reuniones online. Muchas veces, la diferencia entre una empresa exitosa y otra destinada al fracaso es el uso de las herramientas adecuadas para a organización y comunicación.
  • Organiza tus tareas personales: todos tenemos pendientes personales que tenemos hacer, desde visitas al banco, hasta citas con el doctor o hacer las compras en el supermercado. Pero debes tener cuidado y planificar todas estas actividades para que no interfieran en tu trabajo. Ten la nevera llena, organiza tus comidas con anterioridad; la organización es la base de la productividad.
  • Planificate para ser productivo: mientras más ocupado estés más tareas podrás realizar. Si estás constantemente entretenido siempre encontrarás la motivación para hacer las tareas pendientes.
  • Decide hasta que hora trabajarás: al igual que es importante levantarse temprano, es necesario saber hasta que hora estarás trabajando. Al igual que en el horario de una oficina regular, decide una hora hasta la que estarás trabajando. Una de los mayores problemas al trabajar desde casa es no respetar los horarios y el tiempo de descanso. El diferenciar el tiempo de trabajo y el de descanso te permitirá ser mucho más productivo.
  • Manten una buena postura: al trabajar desde casa muchas veces se traduce en muchas horas frente al ordenador. Trata de buscar una silla apropiada y cuida tu postura para evitar dolores de espalda, cuello, hombres y cabeza. Recuerda sentarte con la espalda recta y apoyada a la silla, con tus brazos y antebrazos en un angulo de 90 grados al momento de usar el teclado. Cada cierto tiempo toma breves descansos para estirarte y caminar. También fija la vista en un punto lejos de la pantalla para evitar la fatiga ocular.