Estos son los gastos prescindibles en un negocio (y las formas de eliminarlos)

0
43

Ya sea que buscas emprender o que te encuentras a cargo de una pequeña o mediana empresa, siempre es importante cuidar los gastos. Si no nos mantenemos atentos sobre los gastos que generamos cada día, podemos estar destinados al fracaso. Esto no quiere decir que te prives de adquirir aquellas cosas que representan una reinversión en tu empresa, sino que representa el ser cuidadosos y moderados en los gastos que realizamos.

Las primeras etapas de un negocio suelen ser la más complicadas, debido a que los ingresos suelen ser muy bajos y gran parte de ellos deben de reinvertirse a la propia empresa, por lo que es importante conocer cuáles son los gastos prescindibles en un negocio.

Organización ante todo

Antes de pensar en los gastos prescindibles de un negocio, debes de ser ordenado con los gastos. Llevar un seguimiento cuidadoso de todos los egresos de la empresa. Esto te permitirá detallar cuáles son las necesidades particulares del negocio.

Siempre debes ser precavido y previsor, recuerda que se pueden presentar contratiempos que representen importantes gastos que no se hayan tenido en cuenta en un primer momento. Recuerda que el conocer los gastos te hará crear un plan razonable de lo que puedes prescindir y lo que no. Los gastos prescindibles de un negocio solo se conocen luego de su estudio y detalle. Muchas veces el verdadero problema está en los pequeños gastos, o “gastos hormiga”, y el poco seguimiento que hacemos de estos.

Uno a uno

Por esto, te presentamos una lista de gastos prescindibles en un negocio. Deben prestar especial atención los emprendedores ya que, la mayoría de las veces, comenten estos “errores comunes” al tratar de alcanzar un estándar de objetivos (y gastos) que no corresponden con sus ingresos, por lo que, en su mayoría, lo más sensato es posponer estos egresos.

  • Un local con una ubicación privilegiada: todos soñamos con un lugar de trabajo cómodo, muy bien ubicado y de fácil acceso, sin embargo, al iniciar una empresa, no siempre es posible. Este puede ser uno de los gastos prescindibles de un negocio si piensas en otras alternativas a la hora de elegir tu lugar de trabajo, lo que permitirá ahorrarte grandes cantidades de dinero cada mes. Puedes elegir entre lugares compartidos, en donde se reducen los costos de internet, limpieza y servicios o incluso puedes trabajar desde tu casa, creando un espacio apropiado y sin agregar un gasto extra mensual de alquiler a tu lista de deudas.
  • Empleados: en la primera etapa de un negocio, el mantener una plantilla de empleados permanentes es una tarea que se ve bastante cuesta arriba. Por esto, puedes convertirlo en uno de los gastos prescindibles de tu negocio si recurres a trabajadores independientes. Cuando tu negocio ya esté encaminado puedes empezar a construir un equipo de trabajo con un personal estable y de confianza, pero en las primeras etapas los “freelancers” pueden ser tus mejores aliados.
  • Los pequeños gastos: material de oficina, el café o incluso el uso irresponsable de los servicios son pequeños y “tontos” gastos en minucias que cada día van sumando. Muchas veces, el primer paso para identificar los gastos prescindibles de un negocio es concienciarse de la suma que estos gastos pequeños van sumando. Una buena estrategia es anotarlos cada día en un cuaderno, para que caigas en cuenta de como aumenta la suma semana a semana. Recuerda que ese dinero gastado en tonterías lo puedes necesitar luego para algún gasto imprevisto.
  • Las compras sin pensar: ¿Tienes que hacer un gasto? Es momento de hacer una investigación. Las compras que hagas no pueden ser producto de un impulso, sino de una decisión en la que involucres los costos y las necesidades de tu empresa. Identificar los gastos prescindibles de un negocio también se basa en lo que es prioridad en cada momento. Revisa los servicios de suscripción, investiga sobre las capacidades de los equipos de necesitas, en caso de hacer un viaje revisa como se pueden reducir costos en transporte, pide presupuestos, solicita descuentos… muchos gastos se ahorran con una buena investigación del mercado, para tomar las decisiones más inteligentes. Por ejemplo, si vas a comprar los equipos no elijas los más populares, decide por unos de buena calidad pero que se adapten a tus necesidades.
  • Las celebraciones: muchas veces, decidimos celebrar el lanzamiento del negocio o tal vez invitamos a algún socio a comer. Estos gastos son permitidos, siempre y cuando se encuentren dentro de un presupuesto reducido. Recuerda que también existen otras opciones que pueden ser más económicas y que convierten a estas celebraciones en gastos prescindibles en un negocio. Por ejemplo, en lugar de una comida con un socio puedes invitarlo a tu oficina a tomar un café o en lugar de una gran inauguración puedes presentarte en ferias para darte a conocer. Siempre busca las estrategias que más se adaptan a tu presupuesto.