Los reyes del Hypebeast, Supreme

0
91

Seguimos con los casos empresariales y sus estrategias de marketing, ya hemos visto a Netflix, Redbull y Airbnb. Hoy toca Supreme.

Algo que en los últimos años ha estado en boca de muchos jóvenes, es el hypebeast, pero ¿qué es hypebeast? Es un estilo de vida que se centra en estar siempre al tanto de las últimas tendencias en moda e ir actualizando tu fondo de armario con prendas de marcas especificas que se enfocan en las personas que siguen esta moda. Hay muchas marcas que se consideran parte de este movimiento, pero si preguntamos cuál es la más importante y una de las que inicio esta nueva era, pensamos en Supreme. Supreme es una marca de ropa que en un principio confeccionaba artículos enfocados en los skaters, pero al tratarse de prendas que no seguían tendencias sino que las creaban, se popularizo muchísimo, lo cual hizo que subiera la demanda en exceso.

Pero lo más curioso que cabe destacar de Supreme y motivo por el cual tiene mucho éxito es por su baja oferta, con esto nos referimos a que, aun que la demanda suba, ellos no confeccionan más productos, simplemente crean un número limitado de prendas, lo cual hace que se conviertan en una marca mucho más exclusiva, y por lo tanto mucho más apetecible.

La moda Supreme y su marketing

Supreme aun que parezca mentira no invierte prácticamente nada en campañas de publicidad, y entonces te preguntaras como se hizo tan conocida, pues bien, lo que paso es que estaba en el lugar adecuado, el momento adecuado, y haciendo lo que debía. Hace unos años la música hip-hop volvió a popularizarse gracias al nacimiento del trap (variante del rap), y este nuevo estilo traía con él a una serie de artistas que les gustaba vestir con la ropa más cara, exclusiva y extravagante, es por ello que muchos de ellos utilizaban prendas Supreme en  sus videoclips, lo que propicio que se empezara a tomar esta marca como un icono que representaba esta nueva ola. Supreme no necesitaba publicidad, grandes artistas llevaban sus prendas, lo que ayudo a Suprem a que grandes marcas de lujo quisieran colaborar con ellos, como Louis Vuitton entre otras.

Fijaos si era tal la devoción por Supreme, que lanzo al mercado un ladrillo con su logo por 30 dólares y los vendió todos en un día, hoy por hoy no encontraras este ladrillo de reventa por menos de 850 dólares, que mucha gente está dispuesta a pagar.

Y nos os dejéis engañar por su exclusividad, ya que Supreme no tiene unos precios muy elevados, pero como se fabrican muy pocas prendas de cada nueva colección es muy difícil conseguirlas y luego se venden carísimas en la reventa. Por ello podemos encontrar colas gigantescas cuando Supreme va a sacar nuevos productos al mercado.

 

empresarius.com es un blog con una gran cantidad de notícias de actualidad sobre marketing, medio ambiente, empresas y tecnología.