Así puedes crear una empresa de limpieza rentable

0
90

A partir de la pandemia del Covid-19, existen muchos sectores que se han fortalecido, sin embargo no necesariamente todos tienen que ver con tecnología o comercio online. La limpieza será uno de esos negocios que verá un gran boom ante la necesidad de empresas y particulares para mantener especial atención a las medidas de higiene que se deben presentar. Además, si estás pensando en iniciar un negocio que requiere poca inversión, crear una empresa de limpieza puede ser la mejor opción.

A pesar de las facilidades de crear una empresa de limpieza, puedes encontrarte con una enorme competencia, por lo que tendrás que tener una visión clara para posicionar tu negocio y transmitir lo que te diferencia de la competencia. Para esto es necesario encontrar un nicho para dedicarte en exclusiva a él.

Los consejos para crear una empresa de limpieza

Existen distintos tipos de compañías de limpieza, pero en general podemos dividirlo en tres tipos: doméstica, comercial y especializada. La empresa doméstica se dedica a domicilios privados y puedes iniciarlo incluso con una sola persona y luego contratar más empleados. El servicio comercial se dedica a empresas, tiendas o centros comerciales por lo que se necesita un equipo de trabajo. Por último, tenemos las empresas especializadas en donde se encuentran cientos de nichos: coches, ventanas, colegios, escenas de crímenes, entre otros…

Para definir tu nicho antes de crear una empresa de limpieza debes entender que talentos tienes o cuanto tiempo quieres dedicarle a negocio. Puedes ser el único empleado, al menos al empezar, o ser la parte administrativa de la empresa. Ahora investiga las necesidades que se puedan presentar en tu zona para definir cuáles son las oportunidades existentes en el mercado. Por ejemplo, si tu idea apunta a lo doméstico, piensa si existe un mercado en la zona de personas que puedan pagar por tu servicio. Si por el contrario te deseas dedicar al área comercial, debes asegurarte que sea un sector que tiene suficientes beneficios para contratar los servicios.

Para crear una empresa de limpieza debes establecer tu modelo de negocio, podrías establecerte de manera independiente o en forma de franquicia. La decisión dependerá de tus metas a largo plazo: si deseas tener el control total con un crecimiento a un ritmo pausado, ser independiente será la mejor opción. Si deseas beneficios rápidos y te preocupan aspectos como darte a conocer, probablemente prefieras ser franquiciado.

 Otro de las cosas que debes tener en cuenta al crear una empresa de limpieza es llevar un claro presupuesto para equipamiento, los cuales pueden variar considerablemente dependiendo del sector en donde te desarrolles. Sin embargo, necesitarás equipamiento básico como carros de limpieza, mopas y productos básicos.

 Ahora, es el momento de desarrollar un plan de marketing. No solo será crear la empresa de limpieza, sino darla a conocer. De esto dependerá el proceso más importante, el de conseguir clientes. Desde algunos carteles o anuncios en el periódico pueden funcionar al inicio, pero no se pueden descartar estrategias que involucren redes sociales o anuncios pagos en Internet. No temas tampoco ir, casa por casa, presentándote y dando a conocer tus servicios. Recuerda que una buena primera impresión te llevará muy lejos.

 La idea es construir confianza en tus clientes hacia tu empresa. Recuerda que al crear una empresa de limpieza estás entrando al espacio privado de tus clientes, por lo que la imagen de una persona que inspira confianza te llevará lejos.

Recuerda que debes tener un aspecto impecable, al igual que el resto de tus empleados. Transmite siempre una imagen profesional, creando facturas con el logotipo de tu negocio y uniformes con la correcta identificación.

Al crear una empresa de limpieza no te puedes olvidar de siempre mantener un trato amable, el contacto con el cliente debe ser agradable. No olvides la parte legal de tu negocio, ya que dependiendo de en donde te encuentres necesitarás permisos o licencias, en especial si tienes empleados.

 Ahora tendrás que poner precio a tus servicios. Este proceso puede ser tedioso y consumir tiempo, pero no lleves prisa. Una tarifa que sea demasiado baja te llevará a nunca poder crecer como negocio y siempre te verás obligado a presentar un servicio de mala calidad. Si por el contrario pones una tarifa muy elevada, te será complicado conseguir clientes.

Establece con cuidado tus responsabilidades y piensa, desde el inicio, como quieres hacer que tu negocio crezca. Puedes definir un plan a largo plazo y, de forma organizada, crear una empresa de limpieza que generará buenos beneficios.