Emprender en crisis sí es posible

0
215

Hemos escuchado que en malos momentos están las personas que lloran y las que venden pañuelos. Esta frase parece resumir el pensamiento de las personas que encuentran en los momentos más oscuros una oportunidad para salir adelante. Piensa en una crisis económica, puede ser un momento ideal para iniciar un negocio. Microsoft, Fedex, Revlon y General Electric son alguno de los negocios que se iniciaron en crisis.

Emprender en crisis es posible, solo necesitas conocer algunos factores para poder sobrevivir.

Encuentra una necesidad

Para emprender en crisis de forma exitosa debes ser capaz de reconocer las nuevas necesidades que surgen. Cada momento y lugar tiene sus características especiales, pero un denominador común, un cambio en el modelo productivo y en las necesidades de los usuarios. Si logras capturar esto, podrás crear un modelo de negocio exitoso.

Atento con los riesgos

El hecho de que sea posible emprender en crisis no quiere decir que tomes riesgos innecesarios. No arriesgues tu patrimonio y establece un plan pensando en tus posibilidades y los distintos escenarios que se puedan presentar. Existen distintas formas de financiar un emprendimiento que no tienen que ver con poner en riesgo tu patrimonio. Recuerda que siempre se presentarán obstáculos y debes estar preparados.

Enfoque al máximo

En momentos difíciles suele ser complicado mantener la concentración en nuestras metas. Para emprender en crisis necesitas enfocarte en tus metas, los productos y servicios y como presentarte ante la competencia. Trata de mantenerte bajo el lema de que es mejor presentar poco productos pero bien definidos, antes de muchos mal desarrollados.

¿Por qué eres diferente a la competencia?

Pueden existir muchas opciones en el mercado, transmite siempre lo que te hace diferente. Puede ser una conexión con los clientes, una opción más económica, la oferta más completa… aprovecha el momento, define lo que están buscando los clientes y presenta una oferta adecuada.

No te olvides del marketing

Un error es pensar que un gasto desestimable es el del marketing. El marketing nunca debe pasar a segundo plano y, mucho menos, en tiempos de crisis. Una buena estrategia de mercadeo puede hacer una gran diferencia en el volumen de ventas. Crea una estrategia con la que busques alcanzar a la mayor cantidad de clientes. Esto no tiene que obligatoriamente representar un enorme presupuesto, pero si debe ir acompañado de una buena organización y un plan claro.

Planifica tu crecimiento

Desde el inicio, todo emprendimiento debe ir acompañado de un plan de crecimiento. Si eres un pequeño negocio, y especialmente si decides emprender en crisis, no es necesario que presentes un plan agresivo, pero si debes tener en cuenta que necesitas tener una manera de asegurar que tu empresa tenga un flujo constante de ingresos.

No te olvides de ahorrar

Emprender en crisis no es fácil, pero se pueden encontrar algunas ventajas. Por ejemplo, se suelen encontrar cosas en oferta que puedes necesitar en tu establecimiento. También puedes plantear la posibilidad de hacer intercambios de servicios (publicidad a cambio de un servicio, por ejemplo). Se creativo e inteligente para encontrar las mejores oportunidades.

Oportunidades populares durante las crisis

Aunque cada momento y lugar es diferente, existen sectores que suelen fortalecerse durante las crisis. Por ejemplo, las empresas de bebidas alcohólicas, a excepción de aquellas que solo ofrecen opciones de rango alto, suelen soportar bien los peores momentos. Ante esto se presentan oportunidades como una tienda de licores o una fábrica.

Emprender en crisis no quiere decir que no puedes enfocar en gastos que para algunos parecen banales, Por ejemplo, en los años de la Gran Depresión aumentaron las ventas de lápiz labial. En los peores momentos buscamos vernos y sentirnos bien por lo que el sector de la belleza puede ser una buena opción.

También, cada día somos más conscientes en la necesita de estar sanos. Por esto, al emprender en crisis el camino del cuidado de la salud puede ser una buena ruta. Cada día son más las personas que deciden cuidar su cuerpo y mente con productos que van desde la contratación de un seguro sanitario hasta la compra de aparatos para hacer ejercicio en casa. Todo es válido.

Nos damos cuenta la necesidad de invertir en nuestra salud para estar sanos y prevenir enfermedades, por lo que opciones como consultas de nutrición, clínicas, fisioterapeutas a domicilio, clases de yoga y mucho más suelen ser excelentes opciones.

Otra opción es el mercado de lujo. Aunque al emprender en crisis parezca una opción descabellada, la realidad es que la gente con poder adquisitivo suele salir airosa de los malos momentos. Ante esto, puedes pensar en una opción para presentar a clientes VIP.

También puedes optar por la opción de la alimentación. Los alimentos son productos básicos que consumimos a diario, por lo que si estableces un nicho especializado será muy fácil adquirir popularidad. Por ejemplo diabéticos, alérgicos al gluten, intolerantes a la lactosa, vegetarianos, etc.