Las técnicas de estudio comprobadas científicamente

0
269

Ya sea que te encuentres en etapa escolar o que decidas mejorar tu preparación profesional, en muchas oportunidades equilibrar las tareas de estudio con las otras responsabilidades puede ser todo un desafío. Ante esto, probablemente te vaya bien poner en práctica algunas técnicas de estudio que están científicamente comprobadas y que ponen en práctica los mejores estudiantes de Harvard, Yale y otras grandes instituciones.

La planificación

Ninguna de las técnicas de estudio será eficaz si no realizas una planificación y estableces un horario. En su calendario, marque períodos de tiempo que puede dedicar a sus estudios. Debe tratar de programar un tiempo de estudio cada día, pero otros compromisos pueden requerir que algunas sesiones sean más largas que otras.

Cada quien a su ritmo

Solo tú sabes cuál es el mejor ritmo para ti. No hay un ritmo de estudio correcto (o incorrecto). Por lo tanto, no intente igualar la velocidad de otra persona. Las técnicas de estudio se deben adaptar a cada persona: algunas personas tienen más facilidades que otras en ciertos temas y esto se debe tener en cuenta.

A través de prueba y error, encuentre lo que funcione para usted.

El descanso es esencial

El agotamiento no ayuda a nadie a rendir al máximo. Tu cuerpo necesita descansar y dormir lo suficiente es crucial para la función de la memoria.

Esta es una de las razones por las que programar el tiempo de estudio es tan importante: reduce la tentación de quedarse despierto toda la noche abarrotando para un examen importante. En su lugar, debe aspirar a dormir siete horas o más la noche anterior al examen.

Nada de móviles

Las interrupciones de su teléfono son conocidas por romper su concentración. Las técnicas de estudio se basan en la completa concentración en el tema. Considere apagar los sonidos de su teléfono o poner su dispositivo en modo no molestar antes de comenzar. También puede descargar aplicaciones para bloquear temporalmente su acceso a las redes sociales.

La magia del café

Una de las técnicas de estudio más conocidas se basa en tratar de estar lo más alerta posible antes de iniciar a estudiar. Beber café mientras estudia puede ayudarlo a mantenerse alerta para que no se quede dormido a mitad de la sesión. Incluso hay evidencia de que la cafeína puede mejorar sus habilidades de memoria.

Sin embargo, evite las bebidas azucaradas. Estos podrían hacer que su nivel de energía se desplome en unas pocas horas.

La técnica de las recompensas

Los estudios demuestran que darte una recompensa por hacer tu trabajo te ayuda a disfrutar más del esfuerzo. Una de las técnicas de estudio más populares se establece al dar inmediatamente un “estímulo positivo”. Por ejemplo, después de terminar una sesión de estudio de tres horas, disfrute de un cono de helado o un baño relajante.

Grupos de estudio

Trabajar con un grupo de estudio te hace responsable, por lo que es más difícil posponer las cosas. Una de las técnicas de estudio más usadas en las universidades americanas es agendar sesiones grupales, en las que también se ayuda a comprender aquellos vacíos que puedan existir en el grupo y cuestionarse mutuamente.

La meditación

Puede ser difícil imaginar agregar algo más a su apretada agenda, pero dedicar tiempo a las prácticas de mindfulness realmente puede valer la pena. Los estudios muestran que las personas que meditan pueden obtener mejores resultados en las pruebas y, en general, están más atentas, por lo que cada día es más común agregar esta práctica a las técnicas de estudio.

Ejercicio para estudiar

Para aumentar el flujo de sangre a su cerebro, haga media hora de ejercicio cardiovascular antes de sentarse a estudiar.

El ejercicio aeróbico le da a su cerebro una gran dosis de oxígeno y otros nutrientes importantes, que pueden ayudarlo a pensar con claridad, recordar hechos y hacer su mejor trabajo. Una excelente técnica de estudio es agendar sus sesiones justo después de una hora de ejercicio o trote.

La música no va mal

Escuchar melodías puede ayudarte a concentrarte. Es inteligente elegir un estilo que te guste. Si te gusta la música clásica, está bien, pero también puedes optar por la electrónica o los solos de piano modernos. En las técnicas de estudio añadir música adecuada siempre es un plus.

Pequeños breaks

Tu cerebro necesita algo de tiempo de inactividad. No intente seguir adelante durante horas y horas. Cada hora, tome un descanso de varios minutos. Una de las técnicas de estudio más usadas es agendar descansos regulares que permitirán mejorar la capacidad de atención, la creatividad y productividad.

Fuera distracciones

Es difícil estudiar estas revisando las redes sociales. Simplemente te tomará el doble del tiempo lograr tus objetivos. Guarde su teléfono mientras estudia, o al menos bloquee sus aplicaciones de redes sociales. Apague también la televisión. Si está estudiando en un área ruidosa, póngase auriculares que puedan ayudar a bloquear los sonidos que distraen.